sábado, 2 de junio de 2018

LLUEVE


"Now the rains a-fallin'
hear the trains a-calling',whooee!"
Blues in the night. Amy Winehouse.




Llueve.
Y no me gusta la lluvia,
no me relaja, no me calma.
Odio el sonido de las gotas contra los cristales,
me roban el aire
y no puedo respirar,
creo que no lo hago.
Vivo en una ansiedad permanente,
en un cóctel de latidos arrítmicos,
de silbidos de trenes
que me recuerdan
que no debí dejarlos pasar,
pero lo hice,
y ahora solo me queda esta vida,
y dormir, y apretar los ojos y la mandíbula,
y despertar sudando,
y cambiarme de ropa
entre palabras mudas
que lo dicen todo,
pero que nadie entiende.
Tú tampoco lo haces
aunque me dices que sí cada mañana.
No es cierto.
La oscuridad siempre está ahí,
aunque no la busques,
aunque no la veas,
aunque el sol te amordace y te penetre.
Está oscuro, siempre lo está.
Y hoy llueve.
Y no me gusta la lluvia,
y escucho el sonido del último tren,
el que no puedo dejar escapar.
Y llueve.



6 comentarios:

  1. compartimos ese odio a la lluvia.... o al no dejarnos hacer nada que queremos... o la usamos de excusa...

    no, es odiosa ja.... saludos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, sí...estamos de acuerdo entonces.
      Gracias por leerme y por tu comentario.
      Un beso!

      Eliminar
  2. No es la lluvia, es lo que nos avisa o nos recuerda. Por ejemplo, me encanta sentirla a la noche cuando estoy en mi casa. No me gusta cuando me obliga a estar encerrada por varios días cuando en cambio quiero salir.
    Bellos versos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que tengas razón, pero parece que las nubes las tuviera yo dentro de la cabeza y del corazón y siento que me llueve por fuera y por dentro.
      Muchas gracias por tu comentario, Mónica.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  3. Comparto esa opinión sobre la lluvia.

    Es un gusto leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una cosa más que compartimos, con lluvia solo sé escribir cosas tristes y no me gusta esa sensación.
      Un beso enorme y muchas gracias por tu visita, Demiurgo.

      Eliminar

Deja en mis puntos suspensivos tus palabras...