sábado, 12 de agosto de 2017

UNA HISTORIA NORMAL

Para Adri,

porque escribir te abre  puertas.


Hoy después de leer emocionada uno de mis relatos recién terminado, un joven lector se me ha quedado mirando y me ha preguntado que por qué escribo así, que mis relatos no tienen nada que ver con la vida.

Que la gente muere en su casa, de viejos, o en el hospital a causa de una enfermedad o de un accidente.

Que la vida es sencilla y simple.

Que por qué los personajes de mis cuentos son raros, oscuros, tétricos, que por qué la muerte siempre aparece en ellos con su disfraz más feo, más atroz.

Que por qué me centro en la desgracia, en la tragedia, que por qué les hago morir con dolor.

Y mi joven lector tiene razón, es lo que hago, poner mi punto de mira en el lado oscuro, llevar al extremo la vida y la muerte.

Por eso hoy os cuento una historia de una mujer normal,  Que trabaja en lo que le gusta aunque , como a casi todos, le gustaría más no tener que trabajar. Que quiere dormir hasta tarde, hablar con sus hijos, ir al teatro, leer y ser feliz.

Que odia el brócoli y que necesita un coche nuevo. Que tiene manías, puede que demasiadas, y gustos sencillos. Que limpia el baño y que ríe y llora sin motivo, quizá sí  lo tiene, aunque eche la culpa a las hormonas, que siempre son la excusa perfecta.

Que sueña con viajar y tener tiempo para ir al gimnasio, que se pelea con la báscula cada mañana.

La historia de una mujer que si escribe es más feliz.

Y por eso escribe.

Para evadirse, para contar extrañas historias sobre personajes secundarios a los que inventar un final imposible.

Escribe para olvidarse de la rutina, de la monotonía, del hombre del traje gris y de las facturas.

Porque a nadie le interesa que le cuenten eso, nadie quiere leer sobre el peso que arrastra, nadie quiere que le cuenten penas que a ellos también les duelen ni chistes de los que  saben el final.

Por eso, querido lector, escribo raro, dejo que el papel se llene de ideas extrañas que rondan por mi cabeza, libero mis monstruos y dejo que ellos decidan cómo quieren terminar.

Por eso, querido lector yo, igual que Silvio, he decidido escribir sobre cosas imposibles, porque de lo posible se sabe demasiado.

Navalcarnero 12 agosto 2017



martes, 18 de julio de 2017

CUANDO SABES QUE ESTÁS MUERTA

Cuando sabes que estás muerta es el título de mi nuevo poemario recién salido de imprenta. Un cariñoso y sentido homenaje (aunque no sé si es esa la palabra adecuada) a la cantante británica Amy Winehouse.

El libro estará en pre-venta y a precio reducido, hasta el próximo 31 de julio, pero ya tenemos ejemplares de Cuando sabes que estás muerta disponibles en papel y las pre-ventas se comenzarán a servir en los próximos días.
Podéis adquirirlo con precio especial de pre-venta en el siguiente enlace de la web de Espacio Ulises:

https://espacioulises.com/libreria/cuando-sabes-que-estas-muerta/



Espero que os animéis a reservarlo y a disfrutarlo. Recordad que a partir del 1 de agosto el libro ya a estará a su PVP normal, así que aprovechad estos días para reservarlo y os lo enviarán a casa en breve.




viernes, 7 de julio de 2017

PERMISO PARA VIVIR

No lo pido yo, no... lo piden, aunque quisieran no tener que pedirlo, ni tan siquiera sentir que tienen que hacerlo, muchos de nuestros mayores, de nuestros padres, de nuestros abuelos, de los que nos acordamos mucho menos de lo que deberíamos y que no van a estar ahí siempre para decirles todo lo que les queremos, lo que les necesitamos y lo que hemos aprendido de ellos.
Ya sé que no estoy diciendo nada nuevo, pero también sé que a mí, mis mayores me han inspirado muchas de las historias que he escrito y de las muchas que me quedan por escribir.

De esa idea, de ese pensamiento y de ese sentimiento nace un precioso proyecto literario entre un poeta catalán, Josep Piella Vila, y una escritora madrileña, a la que estáis leyendo ahora mismo.

Ese proyecto ya es una realidad que muy pronto podremos leer, tocar, oler y sentir en nuestras manos. Su título: Permiso para vivir.

Un libro mágico lleno de emociones, belleza, sentimientos, pero también tristeza, abandono, frialdad y muerte. Envejecer es todo eso y mucho más y eso es lo que hemos querido reflejar en nuestros textos.

En él encontraréis poesía y cuento, cuento y poesía y la vida, la vida sin disfraces ni menús elaborados.

Os dejo la sinopsis del libro, publicado por Playa de Ákaba, la portada, obra de la ilustradora Sandra Escobar, y el enlace a la web en la que podéis reservarlo. Actualmente el libro está con un precio especial de pre-venta. Si lo reserváis ahora en cuanto esté disponible, después del verano, os lo enviarán a casa y seréis los primeros en disfrutarlo.

Este libro está dedicado a nuestros mayores porque nos gritan las noches de luna nueva, porque existen, porque los puedes abrazar y sentir, no son solo fantasmas  y recuerdos. En él encontrarás poemas, cuentos y mucha belleza  porque creemos, como Pitágoras, que  una bella ancianidad es la recompensa de una vida bella.
Envejecer es desaprender a vivir con sabiduría.  Nuestros protagonistas, cada uno a su manera, nos lo muestran a lo largo de estas páginas. Todos ellos en sus setenta, en sus ochenta, en sus noventa: luchan, ríen, aman, lloran, recuerdan, abrazan, esperan, enferman, olvidan, comparten, sueñan, aprenden, gritan, perdonan… y sobretodo desean no tener que pedir permiso para vivir.
 Josep Piella y Teresa Oteo



sábado, 10 de junio de 2017

NOVEDADES


¡Buenas tardes chicos!

Vengo a contaros algunas novedades interesantes relacionadas con mis aventuras literarias.

Lo primero deciros que he inhabilitado tanto el blog de Orbis Verbum... como el blog de autora, es absurdo tener abiertos cuatro blogs y no tener tiempo para actualizar ninguno, así que he decidido focalizar el poco tiempo del que dispongo en mantener mis Puntos... al día y en él informaros de todas mis novedades literarias así como publicar relatos, reseñas  u opiniones cuando me sea posible.

Mantengo abierto también, de momento, el de mis cuentos infantiles "Cuentos sin miedo", aunque es posible que a lo largo de este verano haga alguna modificación agrupando todas mis publicaciones infantiles en un único blog.

Aparte de esto quiero contaros que ya está a la venta la segunda edición ampliada, revisada y con prólogo de la editora y poeta Noemí Trujillo de mi libro de relatos Fundido en negro, publicado por la editorial Playa de Ákaba.

Si os gustó Orbis verbum, un giro de compás, os encantará este Fundido..., podéis conseguirlo pinchando en el link:


y muy pronto en Casa del Libro, ya os avisaré en cuanto esté disponible.

Podéis leer la última reseña publicada sobre él en:



Y ya por último, no quiero machacaros mucho, pero para un día que tengo un ratito para escribir aprovecho, deciros que estoy muy emocionada con mi último proyecto (aunque estoy trabajando en otro que me tiene muy ilusionada también y que espero poder contaros muy pronto). Se trata de un poemario que pretende ser mi humilde homenaje literario a la gran Amy Winehouse, su título: Cuando sabes que estás muerta.

El libro está ya en pre-venta en la web de Espacio Ulises y si lo reserváis ahora tendréis un descuento sobre el precio de venta además de aseguraros que no os quedáis sin él, ya que se trata de una edición limitada.


Os dejo además de las dos portadas, un pequeño fragmento de uno de los poemas que componen este  Cuando sabes que estás muerta, espero que os guste.




I told ya I was troubled
you know that I'm no good.
You know that I'm no good.
Amy Winehouse


TE AVISÉ

Te avisé.
Te dije que no soy buena,
que soy complicada,
que te haría sufrir,
que soy rara,
que canto,
y río,
y lloro,
y escribo 
sin motivo,
porque me apetece hacerlo,
porque no me importa
lo que piensen los demás, 
porque necesito ser diferente,
porque me gusta serlo,
porque he sufrido,
porque sé lo que es estar sola,
porque te quiero demasiado 
para dejarte,
pero no podrás cambiarme, 
no voy a hacerlo.
Te avisé.
Y ya no estás,
y ya no canto,
ni río,
solo lloro por ti
en el suelo de la cocina
y escribo poemas oscuros,
como este...

¡NOS LEEMOS PRONTO!




miércoles, 3 de mayo de 2017

RELATO ESCRITO AL SOL DE UNA TARDE DE PRIMAVERA MIRANDO AL MAR

NECESITABA VACACIONES

No era esta mi intención, Dios lo sabe, o el diablo, o mi conciencia, si es que tengo. Yo vine aquí buscando unos días de tranquilidad y relax, lejos del estrés, de la rutina, del trabajo.
Mi único objetivo era desconectar del ordenador, del correo electrónico, del teléfono móvil, pero las cosas se complicaron y la situación se me fue de las manos.
Al principio todo parecía normal. Una urbanización tranquila, un «Melrose Place» a la española: piscina, jardines, zona de barbacoa, bungalows individuales…
Podía escuchar el silencio, era como estar en el Hall de la Nada.
Solo Rosa en el 122. Rosa y su marido con su pijama de rayas. A las ocho ya estaban en el jardín: ella, el marido, creo que se llamaba Benito, y el pijama de rayas. Pero no molestaban. Tan solo aquella veleta multicolor girando en la entrada de su casa producía un pequeño cortocircuito en mi cerebro, nada preocupante.
Luego llegaron los alemanes, es cierto, lo reconozco, aquellos dos niños tan rubios comenzaron a estresarme, a desestabilizarme.
Y cuando quise darme cuenta los vecinos del apartamento contiguo bañaban a su perra en el jardín con el agua helada de la manguera, sentí pena por aquel animal.
Y el jardinero con el cortacésped deteniéndose a hablar con cada vecino que veía en la puerta de su casa, y el señor de la empresa de mantenimiento limpiando la piscina y colocando las piedras del camino que se habían levantado con el frío del invierno: pom, pom, pom (taladraba mis neuronas).
Y el perro de Rosa, que decide explorar la urbanización en solitario, y su marido con el pijama de rayas, y la veleta girando, y el ruido de las ruedas de un trolley que acaba de llegar agarrado a unas manos que buscan despistadas el chalet que coincida con el número que aparece en las llaves que les han entregado en recepción. Y gente que habla y no puedo ver ni entender lo que dicen, y el vecino de Rosa barriendo el porche y el del cortacésped que no acaba nunca, y Rosa que saca la basura, y el pijama de rayas, que fue el primero en mancharse de sangre.
Yo solo quería escribir un relato de cine.

Supongo que esto puede servir como declaración de culpabilidad o como anexo a mi necrológica.

Teresa Oteo. Abril 2017.

lunes, 20 de febrero de 2017

EL PALACIO DE PETKO. VIAJAMOS AL 2215 CON LORENZO SILVA Y NOEMÍ TRUJILLO



Todo lo que temías ha acabado sucediendo. La vida en Petko no tiene nada que ver con el mundo que conoces.

Así comienza El Palacio de Petko la última novela de Lorenzo Silva y Noemí Trujillo, que verá la luz el próximo día 1 de marzo de la mano de la editorial Harper Collins.

Yo he sido una de las afortunadas que he tenido la oportunidad de disfrutarla antes de esa fecha y de sorprenderme una vez más con la calidad de estos dos autores en un género en el que no estamos acostumbrados a leerlos.

Esa frase con la que encabezo mi entrada y una cita de una canción de Imagine Dragons nos trasladan hasta el año 2215 en el que nos encontramos en un mundo en el que no hay nada más real que lo virtual, en el que un sistema informático controla todo ejerciendo de sucesor de Dios.

Comienza así una novela que nos presenta una sociedad distópica que no nos resulta tan extraña ni tan lejana.

Una historia bien armada, bien estructurada, que te mantiene en tensión a lo largo de sus más de 250 páginas, que no te dejará levantarte del sofá,  fácil de leer, ágil, entretenida y, sobre todo, que nos hará reflexionar a todos un poco sobre nuestra sociedad.

Sin duda, una gran novela que os recomiendo.

Ya os iré informando de las próximas presentaciones y de cómo podéis conseguirla porque merece la pena.