jueves, 3 de mayo de 2012

MI JUEVES…EN MI CASTILLO


ROMANCE JUEVERO

Amanece en Villa Jueves, canta el gallo con fervor;
hoy de gala está el castillo, luce el sol en su esplendor
y el Conde de Juevilandia  da vueltas en su colchón,
pensando ora un relato ora en otra narración.
Súbito aparece un siervo que con descaro le habló:
“Señor, presto, dese prisa o no sabe qué día es hoy?
¡Válgame el cielo! ¡Qué espanto! ¿Que ya es jueves? ¡Vive Dios!
¡Y heme yo durmiendo plácido sin levantar mi pendón,
ni he colgado mi blasón,  ni he llamado a mi escudero
para que bruña mi escudo y refine mi estandarte!
¡Limpien el patio de armas, afilen puntas de lanzas,
los monjes al monasterio, que aquel escribano escriba
y los canteros…que canten.
 Traed mi cota de malla  y mi yelmo y mi armadura,
el blasón a la gualdrapa, que ensillen a mi montura.
 En aquestos menesteres se encontraba nuestro conde
cuando irrumpe en su aposento un humilde trovador
que haciendo mil reverencias y cada cual a peor
le dice :” Conde, mire por dónde no encuentro a nuestro bufón”
¿Qué mi bufón no aparece  y lo dices tan tranquilo?
Y ya llegan los jueveros, los veo “bajo los tilos”…
¿Quién se va a encargar ahora de entretener las visitas
con sus gracejos y chistes, chascarrillos y pullitas?
- Pues señor yo había pensado…
- ¿Pensar tú?, ¿pa´eso te pago?
- No señor, que no es aquesto; es que el gorro del bufón va perdiendo cascabeles, y si seguimos su rastro cascabel tras cascabel podremos hallar el modo de encontrar a Quasimodo.

- Siga pues los cascabeles y váyase presto, ¡cielos! No se duerma en los laureles.
Lo que el conde no sabía es que aquel pobre bufón
fue amablemente invitado a abandonar este mundo;
que una certera saeta le atravesó el corazón
 y fue luego rematado por el pico de un halcón
 que le rebañó los ojos sin cuchara y sin pudor.
¡El bufón asesinado en pleno encuentro juevero!
Y ¿por qué murió el bufón? - le pregunto al escudero.
Toda la guardia real fue convocada al castillo
y se interrogó a los nobles y a las damas y al obispo;
subió el puente levadizo, nadie de allí se movió,
hasta en el foso, aburrido, bostezaba el cocodrilo.
Comprobó carnés, coartadas, hasta huellas dactilares,
Nadie parecía tener un motivo, una ocasión, un móvil y menos… un fijo.
Mientras tanto en la cocina, se preparaba el banquete
para tan gran ocasión: dos ciervos, dos jabalíes,
 dos docenas de perdices y dos cerdos con narices.
Ya el conde de juevilandia hace la inauguración
de aquel encuentro juevero y lo hace con emoción:
“Damas y caballeros disfruten de la ocasión”
En esto un haz de luz, cual ovni desorientado,
inundó todo el castillo y trémulo, convulso y pálido
fizo allí su aparición el espectro del bufón,
que acercándosele al conde susurra con ronca voz:
“Ay señor Conde, qué triste y qué desdichado soy,
Pa´una vez que alguien me quiere y que me enamoro yo
va Cupido con su flecha y me mata el muy cabrón”.







25 comentarios:

  1. Te voy a contratar de trovera, amiga mía, mira que me he reído al final.
    Nos hemos ido ambas por los asesinatos palaciegos!

    Ya he colgado mi jueves!

    Besito y cafelito.

    ResponderEliminar
  2. Hola, muy bueno y divertido el relato juevero y medieval, da mucho de si el medioveo, sobre todo para cachondeo dentro de los castillos, jeje,

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Vaya, vaya con el bufón! Me has tenido en vilo durante todo el relato, pensando en la suerte del pobre hombre. Mal momento para morir, justo cuando encuentra el amor y a todos nosotros reunidos en un jueves de relatos!
    Me ha gustado mucho!
    Besitos al vuelo:
    Gaby*

    ResponderEliminar
  4. Buen romance ¡vive dios!
    pardiez que el bufón se muere
    sin amar, en un suspiro,
    que destino más temido,
    cuando iba a probar la miel
    se lo ha cargado Cupido.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Un divertido relato que nos ambienta en la edad media y nos invita a participar en este jueves medieval y a leer los textos del resto de jueveros con ilusión. Enhorabuena por la convocatoria. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. ¡Que has estao sembrá, muchacha!

    Pobre bufón, redios
    para una vez que se enamora,
    el querubín entrometido
    va y nos deja sin mimo.
    Pero me he reido una jartá
    con el conde, el bufón, el castillo,
    el halcón, la Tere y el Cupido.

    Me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Espectacular Teresa, me has hecho reir a mandíbula batiente durante todo el romance y con riesgo de dislocación al final. Me encantó Teresa, quiero más.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iré pensando en la segunda parte, pues.
      Un besp

      Eliminar
  8. A pesar de la apradoja, me gusta el final.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Simplemente...me encanta!me encanta todo lo medieval y este jueves te has lucido guapaaa

    ResponderEliminar
  10. Nos ofreces en esta tu casa, un festin de risas que alimenta el espiritu. ¿que traje me pongo pa ir al entierro del pobre hombre? Ende luegoooooooooooooo enamorate, pa esto.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que con algo discreto a la par que elegante vamos bien...tiramos de fondo de armario jajajaj
      Un beso

      Eliminar
  11. Pobre bufón, para una vez que lo invitan, y lo liquidan.ra Bonito romance lleno de rima y diversión. Estoy muy entretenida en tu casa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. jajajaja delirio total tu jueves de reyes,castillos, blasones y bufones!
    aunque sin cota de malla, me quedo ...está para alquilar balcones!

    Excelente manera de recibirnos en tu castillo Teresa, te agradezco y lo disfruto!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Qué gozada Teresa, de tu cuento gracioso no he podido quitar el ojo, !pardiez! vale por diez, la recreación de la corte no pierde el norte, me encanta como una infanta, y al pobre bufón le parten el corazón. Jejeje, Cupido ha venido y de amor lo ha herido, un dios pagano entre tanto cristiano.
    Alabo tu trova en versos y en rimas, amable conductora juevera, salerosa, chispeante, creativa. Olé y viva tu castillo donde nos convocas este jueves para placer general. Besitos muy cariñosos.

    ResponderEliminar
  14. En Reina de la corte Juevera te has convertido esta semana, por tu simpatia, tu acogedora llamada, y este genial romance que nos relatas ¡desde luego! Este cupido siempre jorobando allá donde aparece dá igual la Epoca... ¡Destrozos hace!
    Aunque a la fiesta se le muriera el bufón, las risas y carcajadas fueron de lo mejor.
    Dejo mi estandarte al aire, para pedir, que no retar....OTRA OTRA OTRA, que este romance pide a gritos una segunda parte.
    Mi aplauso y mis gracias por llegar hasta mi blog,seguire mi gira por l@s otros jueveros.
    Besos envueltos en abrazos .

    ResponderEliminar
  15. ¡Qué lujo de banquete! ¡qué festín de letras y coloridos personajes Tere la trovadora!!, Pa´cantar, pa´entretener, aunque pa´eso no te paguamos!
    Me ha encantado Tere!
    Besito de viernes

    ResponderEliminar
  16. Ahh!!! Teresa que bien lo he pasado, diez sobre diez este banquete en tu castillo juevero.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias a tod@s por vuestras palabras.
    Besossssssssssss

    ResponderEliminar
  18. Muy bueno, Teresa... ainsss, cupido que siempre da con la flecha donde no debe, pobre bufón...

    Felicidades por tu convocatoria y recibirnos en tu casa con tanto cariño

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, ha sido un placer recibiros y lo digo de verdad, estoy encantada.
      Un beso

      Eliminar
  19. Del Medioevo a vuestra prosa llego
    Algo tarde, pero con fervor
    Buen relato y buena trova veo
    Que bueno que hayais tenido este honor

    ResponderEliminar
  20. Pues es verdad que no deje comentario. Te leí, lo pase genial y se que deje varios comentarios pero debió de ser en la otra entrada. Vaya madrina que estoy echa jajaja. Original, divertida, bien escrita...lo tiene todo. ya te digo me encantó y ahora al volverla a leer mucho más.
    Un besito ahijajuevera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, madrijuevera...
      Me faltabas tú
      Un besito y buen viaje

      Eliminar

Deja en mis puntos suspensivos tus palabras...