domingo, 2 de septiembre de 2012

CORTE Y CONFECCIÓN




“Se  hacen todo tipo de arreglos” - leí en la puerta – y sin pensarlo más entré con paso decidido.

-      Tengo los pespuntes descosidos, sueltos los hilvanes, las costuras abiertas, el forro hecho jirones, deshilachado y varios rotos para zurcir …  - ¿cree que lo podrá arreglar?- pregunté

-      Tardará unos días, nos trae una prenda delicada. Aquí tiene el resguardo, en una semana puede pasar a recoger su corazón.
 

23 comentarios:

  1. Genial, Tere. Te superas día a día. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marta, vosotr@s que me animáis con vuestros comentarios sois los "culpables" de esa superación.
      Besos

      Eliminar
  2. Tere, muy bien. Yo también necesito un buen arreglo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me ofrezco para hacerte el arreglo, pero te aviso que seguro que tú coses mejor que yo...
      Gracias, Leo
      Un beso.

      Eliminar
  3. Ya te hago yo unos festones, amiga. Ahí va un café y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, te acepto todo: los festones, el café y el beso.
      Otro para ti.

      Eliminar
  4. Sorpresa en ese final, pero claro, decían que arreglaban todo.
    Una anédota que escuché, una tienda que tiene un cartel como el de tu micro: SE HACEN TODO TIPO DE ARREGLOS y otro cartel más pequeño: llamen a la puerta, el timbre está estropeado. Mmmm, algo falla.
    Besos, microcuentista amiga güevera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sería una tienda tan buena como la de mi micro :)jajaja ahí mejor no llevar nada, porque sí que falla algo.
      Muchas gracias amigo güevero comunicante
      Besos

      Eliminar
  5. Si me lo hubieras dicho antes, yo, que soy artesana de bordados, te lo dejo como nuevo con unas cuantas flores de seda.
    Muaaakksssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pa`haberlo sabido, que habría quedado precioso!!!
      Besosss

      Eliminar
  6. Excelente, tengo algunos sueños que me quedaron grandes y otros, de tan descuidados, se apolillaron, podrán hacer algo? Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú dejamelos a mí, que algo haremos con ellos, no te preocupes...
      Besos!

      Eliminar
  7. No estaria mal una costurera o costurero con un taller. Anota la dirección de este artesano.
    Un micro con final inesperado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes que yo apunto la dirección por si necesitamos un remiendo o un parche o algo..
      Besos

      Eliminar
  8. Que buen micro, que no se aleje demasiado, nunca se sabe cuando puede ser necesario. Estás sembradica últimamente muchacha.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes que yo coser no sé, pero a este remendador ya le tengo fichado por si hiciera falta, esperemos que no...
      Serán las vacaciones ya veremos la semana que viene cuando ya esté estresada jajaja
      Un beso grande

      Eliminar
  9. Qué maltrecho lo tenemos a veces!...¿habrá buenas costureras para esos zurcidos?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un buen abrazo también nos puede valer!!
      Un beso

      Eliminar
  10. Con tanto arreglo casi le saldrá mejor comprarse uno nuevo :-)

    Nadie mejor que nosotros mismos para coser nuestras heridas. Aunque nuestras costuras son frágiles y las heridas que nunca conseguimos cerrar del todo se pueden volver a abrir.

    Un saludo Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, quizá le interese más comprar uno nuevo jejeje
      Gracias por tu visita.
      Un beso

      Eliminar
  11. Enhorabuena. Tu micro se lo merece, está muy bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Deja en mis puntos suspensivos tus palabras...