jueves, 13 de septiembre de 2012

ESTE JUEVES... MI RELATO


PODÉIS IR EN PAZ




Podéis ir en paz. Con estas palabras el padre Hilario puso fin a su tarea dominical  y sentándose al volante de su seiscientos emprendió el camino de regreso a casa.
Después de cinco misas y diez vinos bien cumpliditos el viejo cura no habría pasado los actuales controles de alcoholemia; el sol entrando por las ventanillas y la modorra hicieron el resto.
Nadie sabe si perdió el control del vehículo, se durmió o si el niño se le echó encima; cuando llegaron al hospital ya no se pudo hacer nada.
Pasó el tiempo y para los vecinos del pueblo aquella desgracia quedó en un terrible accidente en el que la justicia no quiso o no pudo encontrar culpables; aunque había quien no pensaba así.
No recuerdo exactamente qué día de la semana era; como todas las mañanas el párroco se encontraba en el confesionario calmando las conciencias de sus cuatro feligresas habituales; cuando creía haber terminado una inesperada corriente de aire le advirtió de la presencia de alguien más en la iglesia; sentándose de nuevo en la cabina musitó con desgana:

-      Ave María Purísima 
Y una desgarrada voz le respondió:

     -      No he venido a confesarme sino a darte la extremaunción.



Más venganzas aquí mismo.

55 comentarios:

  1. Jugó con las mismas cartas la venganza, amén.

    Tere convocante excelsa, jejeje, te has lucido con tu particular versión vengativa, tiempo al tiempo, desde arriba o desde abajo, la venganza es mía. Aplauso clamoroso y besito cariñoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelsa, excelsa...no sé yo, ahí has estado generosa jajaja

      Muchas gracias guapa.
      Besos.

      Eliminar
  2. Era cuestión de cambiar de sacramento. Estupendo relato vengativo donde los haya.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es tampoco tiene tanta importancia la cosa...
      Gracias.
      Un beso.

      Eliminar
  3. he pasado y te he leído pero esta semana solo puedo hacer "Ctrl + V" bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, cuídate ese brazo.
      Gracias por estar con nosotros este jueves.
      Muchos besos.

      Eliminar
  4. Jugosa venganza.
    Un relato fuerte.
    En pocas palabras una historia, y me gustan. Muy bueno.

    Un abrazo


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el atropello del cura basado en hechos reales...
      Gracias por participar.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Me ha mantenido en vilo hasta final, una que es así de ansiosa, magnífica narración, al final me han entrado ganas de exclamar "Ite missa est". Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja,muchas gracias emejota.
      Gracias por venir.
      Bss

      Eliminar
  6. ¡Terrorífico! y excesivamente corto, da para más, pero ... que le vamos a hacer. Ahora, si hay versión "extendida", cap. 0 o cap. 2 me apunto entusiasta a leerlo.
    Besos güeveros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo güevero! la verdad es que sí sería interesante una nueva entrega del vengador justiciero jajaja
      Gracias por tu apoyo incondicional.
      Besos.

      Eliminar
  7. De lo que empiza siendo un relato tranquilo, sale de no sé dónde algo que pone los pelos de punta.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me lo parece y más si piensas que el principio de la historia es un hecho real.
      Gracias por acompañarme este jueves.
      Un beso.

      Eliminar
  8. ay, se me ha puesto la piel de gallina, que ha podido mas la venganza que la fe!

    saludos jueveros!

    y gracias por tu bienvenida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, la venganza también puede mover montañas...
      Gracias a ti siempre, por estar con nosotr@s-
      Un beso.

      Eliminar
  9. Joder con el cura, creo que le dieron la misma medicina y en su ambiente, con la extremaunción para que no se queje.
    Muy bueno.

    BESICOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así queda todo en casa jajaja
      Muchas gracias por tu presencia.
      Un beso.

      Eliminar
  10. Yo que pensaba que menuda bolinga había pillado el bueno del mosen...o sea, que hay una que se los carga y encima lo dice. ¿Sabes que tu relato puede ser el capítulo 1 de una serie de relatos?

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El vengador justiciero... eso me ha dicho otro compi,me voy a tener que poner a ello.
      Gracias por acompañarme y un beso.

      Eliminar
  11. No me quedó claro si quien vuelve anunciándole la extremaunción es el cura muerto que volvió de la tumba para vengarse reclamando su puesto...pero la verdad que has logrado darle un clima muy acorde a ese contundente final de tu relato.
    =)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final es un poco abierto, podemos pensar que se trata de un vengador justiciero, de algún familiar del niño atropellado o simplemente alguien que sabe lo que ocurrió y no quiere dejarlo impune.
      Muchas gracias, Neo.
      Un beso.

      Eliminar
  12. Un relato que se lee sin parar, la justicia se puso la venda en este caso, pero tarde o temprano a todos nos llega...
    El final te eriza la piel.
    Un besote amiga :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Karina, la justicia llegó hasta el confesionario.
      Un besazo.

      Eliminar
  13. Últimamente te estás especializando en este tipo de cuentos de terror casi gótico o al menos fantasmales y con final sorpresivo. Me encantan. Este además es muy divertido y está contado estupendamente.

    Un abrazo Teriri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que estoy pensando en hacerme Stephen King 2 qué igual tengo éxito y puedo retirarme del mundanal ruido jajaja
      Muchas gracias, amigo.
      Un beso enorme.

      Eliminar
  14. Un viento helado con la violencia de un fiero huracán. Sutil, pero implacable.
    Ole.

    (No hay la página del penúltimo enlace)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mª Jesús por participar en la convocatoria, por pasarte por aquí a comentar y por estar siempre atenta a que los enlaces nos funcionen correctamente jajaja (es broma)
      Un beso.

      Eliminar
  15. Con el demonio hemos topado... que ni con alzacuellos se despista. Me ha encantado la evolución del relato hasta el escalofrío del final...
    Felicidades por la organización este jueves "encrecendo"... se que has tenido mucho trabajo. :))
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Matices guapa!La verdad es que se men juntado varias cosillas y he estado un poco estresá; espero que haya salido más o menos bien.
      Un besazo.

      Eliminar
  16. Jolín ¡qué susto!; aunque esto si que fue una venganza desde el más allá. Es mejor no abusar del alcohol y menos si se es cura, que hay que dar ejemplo ¡caramba!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso de dar ejemplo poco!
      Muchas gracias por acompañarme en este jueves 13.
      Un beso grande, Carmen.

      Eliminar
  17. A mi también me gusta la idea de que sea un espíritu el que viene por la venganza ... le da como un toque mas espeluznante si cabe buuuuuuuu!!! Si querías asustar lo conseguiste (al menos conmigo) jajaja
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, entonces todavía tengo futuro como asustadora o en el pasaje del terror jajaja
      Muchas gracias por estar Any.
      Un besazo.

      Eliminar
  18. Una venganza fantasmal. Ojalá a todos los que quedan libres de culpa tras un crimen les vinieran ha hacer justicia desde el más allá. Entonces preferirían confesar en este mundo y aceptar su pena. Siento que sea un hecho real. Me ha gustado la forma de contarlo, con las palabras justas.
    Y ese categórico final.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Leonor, por tu comentario, tu cariño y tu apoyo.
      Un besazo grande.

      Eliminar
  19. Mmmm! qué venganza más lugubre! genial suspenso, justo y conciso pero suficiente para lograr su efecto. Mu bueno Tere!
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Mmmm! qué venganza más lugubre! genial suspenso, justo y conciso pero suficiente para lograr su efecto. Mu bueno Tere!
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Genial aporte de los jueves. No podía ser menos de la anfitriona. Termino con tu relato la lista de lectura de la convocatoria.
    Del otro lado reclaman justicia y nada menos que a un párroco, más retorcido y brillante no podía ser. Me imagino a los del tránsito que dejaron pasar al sacerdote alcoholemia, es un buen cristiano no lo necesita, habrán pensado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luis por tu comentario y por acompañarme en esta convocatoria.
      Un beso y hasta pronto.

      Eliminar
  22. Con la iglesia hemos topado y nunca mejor dicho. Es que las misas deberían decirse sin vino. Genial desenlace abierto en cuanto a la identidad del vengador y a la extrema - unción que viene dispuesto a administrar. ¡Pobre cura!, total si sólo fueron diez vinillos.
    Gracias por tan magnífica conducción juevera, Tere.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el hombre los servía bien cumpliditos!
      Muchas gracias a ti, Pepe.
      Un beso.

      Eliminar
  23. Muy buen relato Tere, el tema calentito, esos vinillos, que así como que el no quiere la cosa dejan poso, y en este caso más que eso. Un venganza terrible, para un dolor incurable,
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. Pues que me he quedao petrificada, niña, que escalofrio.
    Una puede imaginarse cualquier cosa en ese final abierto. La conciencia que no esta tranquila es el peor verdugo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, así es final abierto a la imaginación de cada juevero.
      Muchas gracias, Rosita.
      Un beso.

      Eliminar
  26. Quizás la curia debería plantearse pasarse a la "sangre de Cristo" sin alcohol, jajaja.
    Bromas irónicas aparte, muy buen micro. Me gusto mucho, felicidades.
    Saludos
    ibso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Ibso y no me invites a pato eh?
      Un beso.

      Eliminar
  27. Un último golpe bien asestado. Ese cura no se lo esperaba. Nosotros tampoco. Misión cumplida señora comunicadora, muy bien logrado!!!!

    besossssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Casssss con muchas eses!
      Un besazo.

      Eliminar
  28. Jejeje un ultimo giro bien logrado. Me gustó mucho. Un beso

    ResponderEliminar
  29. Dios bendito, qué miedo!!!!!!!!

    Besos, Teresa.

    Pd.: hija, más vale tarde que nunca. Ainsssss...

    ResponderEliminar

Deja en mis puntos suspensivos tus palabras...