miércoles, 22 de agosto de 2012

ESTE JUEVES... UN RELATO

 
UNA FOTOGRAFÍA INSPIRADORA
 
 



MI MUSA

Llegué a Mikonos en busca de inspiración. No es que las musas se hubieran olvidado de mí, la vida me despojó de ellas de un plumazo y sin avisar.
Cada día la misma rutina: el despertador a las seis de la mañana, footing por la playa y tras una relajante ducha y un delicioso desayuno en la terraza me enfrentaba a mi Mac que parecía retarme sarcástico: “¿qué… hoy también vamos a guardar un documento en blanco?”
Llevo dos horas mirando la pantalla, tengo los ojos secos y mi mente divaga en un oscuro vacío existencial. Necesito un café; cualquier excusa es buena para acariciar tu taza… la compramos en nuestra luna de miel en Verona ¿te acuerdas?, desde ese día no me separo de ella.
Salíamos de aquella pequeña tienda de souvenirs cuando un coche sin frenos se cruzó en nuestro camino arrebatándome en segundos lo único valioso que poseía: tu amor y mi inspiración.

Más tazas inspiradoras en el mejor lugar de encuentro, el de Mª José...




49 comentarios:

  1. Triste destino el suyo, aquel accidente se lo arrebato todo.
    Muy inspirada tu, nada que ver!!!!.
    Besos Tere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me tardó en llegar la inspiración, me pasó como a ti empecé con una historia de espías y no había forma de cerrarla en 150 palabras, así que cambié de idea, será por ideas? jejejeje
      Un beso

      Eliminar
  2. Se ató al pasado... todo ello en una taza llena de recuerdos para olvidar.
    No me lo esperaba... el "Mac" me llevaba por otros derroteros.

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo comentaba a San, el Mac me iba a llevar por otro camino a mí también pero rectifiqué la ruta...
      Besos

      Eliminar
  3. Un triste final con sabor a café.

    La inspiración surgirá del dolor, de la catarsis. Más adelante seguramente habrá nuevos motivos seguro más dulces.

    El ciclo de la vida, como el de los jueves, con sus distintos enfoques.... El tuyo con un sabor agridulce, nos muestra que tú sí estás bien inspirada.

    besitos Teresiemprepresente!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que aparece una musa inspiradora...
      Besos, Casssconmuchasesesss

      Eliminar
  4. Quizás el comienzo del alivio al dolor y a la falta de inspiración sea volcar en el papel, precisamente, la historia que hubo alrededor de esa taza. Le servirá tanto como catarsis como tema disparador.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que rellenar ese documento en blanco aunque sea de desgarros y de dolor, luego ya irá saliendo otra cosa...
      Besos

      Eliminar
  5. Rediez! Que trágico! No es de extrañar que la inspiración la haya abandonado despues de una experiencia tan dura!

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, se le quedó vacío el corazón, el cerebro y el alma...
      Besos

      Eliminar
  6. Ya podía haberse roto la taza y no lo importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, pero es que la taza que nos puso MªJosé es muy mona jejeje
      Besos

      Eliminar
  7. ¡Uf! Teresa, es una historia desgarradora, pero es que la has escrito tan bien, que te aplaudo por ello y te perdono la tristeza que me has hecho sentir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juji y menos mal que me perdonas :)
      Besitos

      Eliminar
  8. Tó tiene arreglo en esta vida... bueno casi tó, ahora mismo le mando yo una taza de Sevilla, que dicen que es una maravilla y le vuelve la inspiración seguro.

    Muy bueno y duro Tere.

    Besos reparadores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, le mandamos una taza y que baile unas sevillanas y se beba unos vinitos y vaya si se inspira...
      Besos

      Eliminar
  9. Ese vacío, esa página en blanco, esa ausencia. Es una pena que haya perdido la inspiración, esa fuerza para crear, el amor.
    Saludos Tere, como siempre por aquí,un abrazo juevero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por dura que sea la caida, hay que levantarse y seguir luchando, volverá la inspiración aunque ese amor permanezca siempre en su corazón.
      Besos

      Eliminar
  10. Hola, Tere, hemos vuelto a coincidir en la idea: el amor perdido deja al escritor vació de inspiración. El vacío que deja la persona amada es difícil de llenar. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, coincidencia de ideas... veremos la taza medio llena y serems optimistas.
      Besos

      Eliminar
  11. Pues esta vez no te transcribo lo que dije en voz alta al terminar tu relato, no me gusta escribir esa clase de maldiciones. Por cierto, creo que nadie me miraba.
    Tremendo relato, amiga güevera, duro, de esos que hacen bajar la mirada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ten cuidado con lo que maldices, que luego tus vecinos comentan jejeje
      Un beso

      Eliminar
  12. En Mikonos sirven un café frappe gustoso y fresco, con tacita preciosa, las vistas inspiran y vienen las Musas, no lo dude, que a taza perdida y amor difunto, ha de reponerse una con nuevas curiosidades, !vade retro! página en blanco.
    Auguro un volver preñado de ideas, aunque quede esa huella en la taza imborrable, de nombre Verona, de nombre...mejor dejarlo en los posos.
    Me quedé con el aroma y un regusto y un querer y un poder...renovarlo, que sea. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí, cuestión de tiempo y de una musa que aparezca cualquier tarde en Mikonos tomando un café frappe.
      Besos

      Eliminar
  13. Qué duro cuando la vida nos juega esas pasadas tan siniestras... de todos modos, creo que la inspiración debe vagar en las alas de un ángel (o eso me empeño en creer yo en estas situaciones).
    Tu escrito, por demás emotivo, bien presentado y con ese final que nos deja con el alma en la mano. El café sostiene... más no sea con su sabor a nostalgia.
    Besitos al vuelo:
    Gaby*
    pd: me ha encantado el nuevo look de tu blog!!!

    ResponderEliminar
  14. Duro y triste el relato, es verdad, esperemos que las alas de ese ángel dejen caer un poquito de inspiración y esperanza...
    Muchas gracias, Gaby*
    P.d está chulo el blog verdad? tenía ganas de cambiar de look, yo soy así...

    ResponderEliminar
  15. Cuanta tristeza puede albergar una taza, sabor ingrato de un cafe compartido con la fatalidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Café compartido con la fatalidad, me encanta esa frase, es más bonito tu comentario que mi relato jejeje
      Un beso

      Eliminar
  16. Yo creo que sin mi musa (mi esposa), no sólo estaría en blanco mi pc, también mi vida. Y entonces, ¿para qué vivirla? Disculpa, se me han cruzado los cables.

    Tu historia es muy triste y la redacción genial.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevo unas semanas más bien trágica y macabra, tengo ganas de hacer algo más humorístico, que hace mucho que no me sale la vena absurda,a ver si a próxima semana.
      Gracias y besos

      Eliminar
  17. Si un relato o cualquier texto logra despertar y provocar varias emociones durante o tras le lectura, el objetivo del mismo está conseguido y tu micro lo borda. Al terminar de leer tu micro sentí pena a la vez que sorpresa porque no imaginaba el final, por tanto, es un texto muy bien rematado. Me gustó bastante, a pesar de la tristeza.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Esi, me alegro de que te haya gustado y te haya hecho sentir, que es lo importante
      Un beso

      Eliminar
  18. Esto si que es un giro inesperado y lo demás son tonterías. La primera parte del micro me recordaba a mi mismo en ocasiones cuando nada sale ante el temible word en blanco. De repente y sin esperarlo, la tragedia se adueña de un final soberbio.

    Estás sembrada muchacha.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita!!!lo de los finales... ya sabes, lo malo es que hay que llegar al final para dar el giro y a veces no encuentras donde hacer el cambio de sentido jejeje
      Un besazo

      Eliminar
  19. Tremendo final, Teresa. Pensé que me encontraría con un relato con final abierto, como en otros blog, y derrepente me encuentro con ese dramático y sorprendente final. Muy buena tu aportación a este jueves, y eso que era difícil hacerlo en 150 palabras. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Duro y triste final, es cierto.
      Gracias, Cristina.
      Un beso y bienvenida, que nos has tenido abandonados últimamente :)
      Un beso

      Eliminar
  20. Teresa: Triste final para tu historia. Una tragedia perfectamente puede estar en el origen de la desgana y la falta de inspiración a la hora de escribir, pero a veces de una tragedia desgarradora como ésta, surge la imperiosa necesidad de escribir como válvula de escape, como descarga de la rabia y el dolor. Distintas reacciones, ambas perfectamente comprensibles, ante un duro suceso.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso con su amor se fue su inspiración, pero también es comprensible lo que tú comentas, que escribir sea una forma de escapar y de canalizar el dolor y la impotencia.
      Un beso.

      Eliminar
  21. Un disparo emocional, un choque a la inspiración, una muerte que no debería haber tocado al amor.
    Excelente mini-relato Teresa.

    Conmueve.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cecy, de vez en cuando la vida nos gasta una broma( como dice Serrat) y nos despertamos sin saber qué pasa...
      Un beso.

      Eliminar
  22. ¡Es genial,Teresa! Esa frase del ordenador deslumbrante, ja,ja.De verdad, cómo me he divertido leyéndola.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. ¡Es genial,Teresa! Esa frase del ordenador deslumbrante, ja,ja.De verdad, cómo me he divertido leyéndola.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel! qué alegría tu visita por estas tierras virtuales... si he conseguido hacerte reír un poco, misión más que cumplida, me doy por satisfecha jajaja
      Muchas gracias por venir y por tu comentario.
      Un beso.

      Eliminar
  24. Qué historia tan triste en tan pocas palabras. No esperaba ese final, y me dejó con la mirada nublada.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un final triste, es cierto. pero bueno... ya hemos quedado que para la semana que viene toca reir, así que vamos dejando ya las lágrimas.
      Besitos

      Eliminar
  25. Tere, qué triste historia. A veces la vida te castiga con dureza.

    El tiempo va suavizando las tragedias y parece que uno puede volver a vivir casi con normalidad.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia muy triste, pero como tú dices el tiempo nos ayuda a recuperarnos y seguro que encontró una nueva musa.
      Un beso

      Eliminar
  26. Teresa, justamente en Míkonos me inspiraría yo pero sólo en pleno invierno. Allí estuve una luna llena en la que había un concierto en Delos para honrarla. La mejor acústica del cosmos. Pero Míkonos en verano es un mercado de carne humana...

    Un beso y un café inspirador. Yo te mando un puñado de musas, no sufras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré que ir entonces en invierno... otro sitio más a la lista jajaja
      Gracias y si necesito algua musa te doy un toque..
      Besitos

      Eliminar

Deja en mis puntos suspensivos tus palabras...