lunes, 28 de enero de 2013

RELATO DEL JUEVES

 
 
Esta semana la dinámica del jueves fue diferente. Escribimos nuestro relato a partir del primer párrafo de la página 53 del libro que estuviésemos leyendo o del que eligiésemos. Como sabéis, todos los relatos fueron publicados de forma anónima en el blog del Daily´s y jugamos al quién es quién. Una propuesta divertida y original y un fracaso rotundo y absoluto en mi quiniela, tres aciertos de treinta participantes; contando con que el mío fuera uno de los acertados solo reconocí el relato de dos compañeros, vamos, podemos hablar de éxito total...
 
Os dejo con el relato:
 
 
“FRAGMENTO DEL RELATO “EL BILLETE DE LOTERÍA” DEL LIBRO DESPERTAR  DE JOSÉ VTE. GARCÍA TORRIJOS.

Todos los sábados por la mañana, y antes de acercarse al mercado para realizar la compra semanal, Josefa se acercaba a la administración de lotería y compraba su billete para el sorteo que se iba a realizar ese mismo día. Siempre, desde hacía ya doce años, compraba el mismo número a pesar de que nunca en todos aquellos años le había tocado gran cosa, tan solo alguna pedrea o alguna devolución, pero nunca nada serio, ninguna cantidad lo suficientemente importante como para permitirse algún capricho o algún exceso. Ese singular detalle no impedía que Josefa perdiera la esperanza y que acudiera fiel a su cita con la administración de lotería de su barrio.”

 Aquel domingo Josefa salió temprano a pasear. Hacía sol y la temperatura era muy agradable.
Al pasar por la administración de lotería presintió que algo allí no iba como debiera, la puerta estaba abierta pero todo parecía demasiado tranquilo, una aparente calma sospechosa, así que se puso en guardia antes de entrar; en el despacho no había nadie, tampoco había rastro de Sara, la lotera.
Josefa la llamó varias veces, subiendo cada vez más el tono de su voz, pero solo obtuvo un aterrador silencio por respuesta. Aquello era muy extraño, si Sara hubiera tenido que salir habría cerrado la oficina, nunca la hubiera dejado abierta y sola. Justo cuando empezaba a plantearse avisar a las autoridades, una voz la sacó de su ensimismamiento:
-      Buenos días,  ¿Josefa?
Se volvió hacia la puerta y se encontró con dos hombres educados y bien vestidos.
Josefa dudó por un momento antes de contestar:
-      Sí, soy yo – ¿en qué puedo ayudarles?
En ese momento el otro individuo se abalanzó sobre ella clavándole una aguja en el cuello que la dejó sin sentido. La sacaron de la administración  y la introdujeron en un vehículo que esperaba arrancado justo en la puerta.

 Nunca supo durante cuánto tiempo estuvo dormida; cuando recuperó la conciencia se encontraba en un avión, parecía un asiento de primera clase, a su lado, Ramón, su marido, sonriendo y ofreciéndola un Martini, mezclado, no agitado…
-      ¿Nos ha tocado la lotería? – gritó ella-  Sabía que ese número nos traería suerte. ¿Y has preparado todo este montaje para darme una sorpresa?
 -      Lo siento, Josefa, pero una vez más a ti te ha tocado perder, ingresé el billete en el banco hace días, Sara me está esperando y tú no entras en nuestros planes.
Aparecieron entonces los dos individuos de la administración:
-      Encargaos de ella - dijo Ramón –
La foto de Josefa todavía se puede ver en los carteles pegados por las calles del barrio: MUJER DESAPARECIDA.

 
 


16 comentarios:

  1. Escalofriante, ni me lo hubiera podido sospechar tal desenlace.

    ResponderEliminar
  2. ay, Teriri! este relato me impresionó (además de despertarme interés por el libro de José Vte.), me pareció de un remate genial.
    me alegra muchísimo que te pertenezca!

    abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Debí haberlo descubierto pero creo que tantos relatos me tenían embotada.
    Ahora sí que le veo tu sello.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Estupendo, Tere, ese toque de suspense con el que le has dado un giro al párrafo. Los hay malvados, malvados y si encima es tu marido, vaya chasco! Un beso, Tere, y un placer leerte.

    ResponderEliminar
  5. Para una vez que le toca la lotería le dan "matarile"... Es muy tuyo, si... los giros, la sorpresa suelen acompañar muchos de tus relatos y era una posibilidad...
    Se puede decir que te adiviné tras las letras... ;)
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Hay que andar desconfiado de lo mas cercano, este Ramón resulto un...para que pronunciarlo si de seguro opinas lo mismo.
    Lo dude, estabas entre mis dudas.
    Me encanto que hayas elegido un párrafo del libro de Vicente.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Una trama bastante oscura, por su desenlace. Las trampas a las que incurren algunos solo por ambición, trampas mortales agrego, y la ingenuidad de esa pobre mujer vilmente traicionada.
    No logré unirte al texto! Mi desorientación fue bastante, pero la experiencia interesante y entretenida!
    Un beso!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  8. Muy bien escrito. ¿Sabes?, cuando dijiste que lo habías puesto fácil pensé en que este sería el tuyo. También conseguí reconocer el de Juan Carlos y puede que el de Leonor. Bsss.

    ResponderEliminar
  9. Bien Tere, este lo acerté!!!
    El relato es duro, con un final fuerte que me recuerda mucho a casos que han sucedido en mi país, mujeres que desaparecen y nunca más se resuelve el misterio.
    Un beso enorme!!!

    ResponderEliminar
  10. Teriri, eres un cielo, incluso cambiando el destino de la pobre Josefa. Pobrecita, tanto esperar que le toque la lotería y cuando el momento llega se va a celebrarlo con San Pedro, jajaja.
    Te quedó genial, muy tuyo. Me encanta de verdad.

    Muchas gracias por el detalle de elegir un relato de Despertar.

    Un beset grande

    ResponderEliminar
  11. Una buena historia. Una ironia tragica donde ganar implica perder. Yo me imaginaba un desenlace apenas empecé a leer. Algo lo sugeria.

    ResponderEliminar
  12. Desde que lo vi supe que era tuyo, lo ves, aquí en mi mano: el relato impreso y escrito a boli: Teresa. Luego no me encajaban las piezas e hice algunos cambios y ¡zas!
    Divertidojuego, ¿eh? Besos.

    ResponderEliminar
  13. Todo un artista de la ambientación el marido, lastima de suerte, ¿no?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ánimo, yo creo que practicando,,,? Iker el paramedium no creo hubiera igualado tu nota

    ResponderEliminar
  15. Con lo práctico que hubiera sido repartir... Espero que Ramón haya pagado por su avarícia.

    Emocionante relato.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Vaya decepción! Le toca algo bueno en la vida, que tarda en volverse en contra de ella nada y menos. No se lo merece. Pobrecita.

    bss.

    ResponderEliminar

Deja en mis puntos suspensivos tus palabras...